Club Atlético Lanús

noticias

La fundación del Club Atlético Lanús
03.11.2017

La fundación del Club Atlético Lanús

El 3 de enero un núcleo de vecinos se reúne en asamblea en el Club del Progreso (José C. Paz 1142, actual avenida 9 de Julio) “con el objeto de fundar una institución de ejercicios físicos” y contribuir “al desarrollo constante del pueblo”.

En los primeros días de 1915 se produce un acontecimiento de relevancia en la por entonces localidad de Lanús. El 3 de enero un núcleo de vecinos se reúne en asamblea en el Club del Progreso (José C. Paz 1142, actual avenida 9 de Julio)“ con el objeto de fundar una institución de ejercicios físicos” y contribuir “al desarrollo constante del pueblo”. Entre los deportes que proyectan practicar se encuentra el fútbol pero también otros tales como el tenis, cricket, aviación, tiro al blanco, hípica, pelota, ciclismo, natación, gimnasia y esgrima.

Siete días después del acto fundacional se constituye la primera comisión directiva que consagra a Miguel Usaray como presidente, quien “promete llevar a la institución por el camino del éxito”.

En los días sucesivos se procede a la elección del nombre y los colores. El 21 de enero de 1915 los fundadores señalan que el nombre escogido inicialmente era Club Atlético de Lanús, pero consideran adecuado suprimir la preposición "de". Asimismo, descartan el nombre Lanús Atlético, al aprobarse por mayoría de votos que la institución quedaría denominada como Club Atlético Lanús.

La elección de los colores se lleva a cabo a poco más de un mes de la fundación. En febrero de 1915 Carlos Pointis “presenta los dibujos de una camiseta roja con cuellos y puños blancos, y el señor Messeguer otra con la bandera roja con discos blancos y el monograma del club también en fondo blanco”. Esta propuesta es objetada ya que el rojo es proclive a desteñirse y puede manchar el blanco dando un mal aspecto a la indumentaria del equipo. “Con estas aclaraciones se aprueban provisoriamente los colores rojo y blanco para las camisetas y la bandera, suprimiéndole los discos blancos y agregándole una franja de este color alrededor”.

Dos meses después aparece la primera mención al color granate como representativo de la institución. A fines de abril de 1915 se solicita la compra de “una docena de camisetas blancas pues los jugadores del Club Independiente usan camisetas color grana, como las de Lanús” .En mayo, al tratarse el distintivo de la comisión directiva se encarga la confección de escarapelas granates con un botón blanco.

En el primer semestre de 1915 el club cuenta con 462 socios, produciéndose una pronta baja de 147 de ellos. La disminución de la masa societaria continúa acentuándose hasta llegar a 247 para fines de 1915, distribuidos en las siguientes categorías: 18 socios de mérito, 32 protectores, 150 activos, 41 cadetes y 6 socias (las primeras socias fueron María Galarza, María Damonte, Elsa García, y la niña Haydeé Gazcón).

Más allá de la vida deportiva, la principal actividad emprendida por los directivos y socios del Club Lanús fue la organización de los festejos patrios del 9 de julio de 1915. Para ello, se organiza un concurso de rondas escolares y se coopera con otras instituciones locales en la diagramación del evento. La importante misión social del Club Lanús desde su fundación se ve reflejada, por ejemplo, en la cesión de la cancha a los estudiantes del Colegio Nacional Sud para realizar ejercicios deportivos o en la organización de un partido amistoso entre la tercera división y el Club Picaflor, enteramente a beneficio del cuartel de Bomberos Voluntarios local.
 
El campo de deportes de Margarita Weild y Deheza

Lanús inicia sus prácticas deportivas arrendando un terreno ubicado en Margarita Weild y Deheza, propiedad del vecino Bautista Rossi, cuyo alquiler es costeado gracias a un subsidio de la Compañía de Tranvías Lanús-Avellaneda. Antes de alquilar este terreno los dirigentes evaluaron otras alternativas. Una de las posibles canchas, de dos o tres manzanas de extensión, se hallaba sobre la calle Pavón y era propiedad de la familia Martínez de Hoz. Esta opción fue desechada ya que en un futuro sus propietarios podrían reclamar las tierras y se buscaba alquilar un terreno que pudiese ser comprado.

En enero de 1915 se inicia la construcción de una tribuna con una capacidad para 200 personas. También se compra una casilla, utilizada para el vestuario de los jugadores y el guardado de los objetos de juego. La posesión de esta infraestructura elemental era un requisito clave al momento de obtener la afiliación del club ante la Asociación Argentina de Football.

En los siguientes meses se coloca en el campo de deportes un puesto de bebidas, frutas y churrascos; se instala un molino; y se implementa en la casilla un sistema de iluminación con lámparas a nafta. Estas mejoras aún no son acompañadas por un saneamiento de los caminos de acceso a la cancha que en los días de lluvia se vuelven realmente intransitables, generando múltiples reclamos por parte de los jugadores rivales.

Durante todo el mes de abril de 1915 se discute la organización de la fiesta de inauguración del campo de deportes, para la cual se programa un partido amistoso entre la primera división de Racing Club y la intermedia de Lanús. La subcomisión de Fiestas propone la participación de la banda de marinería o de la policía de la capital y, como espectáculo de gran atracción, se pensó en incorporar un número de aviación que finalmente fue suspendido por razones económicas.
 
Los orígenes del fútbol en el club

La afiliación del Club Atlético Lanús a la Asociación Argentina de Football se realiza a fines de enero de 1915 con la inscripción de las divisiones intermedia, segunda, tercera, cuarta y quinta. Por entonces se conocía como intermedia a la segunda división del fútbol amateur, denominación que se mantiene vigente entre los años 1911 y 1926.

Antes de la competencia oficial Lanús disputa partidos amistosos y de práctica. El 21 de marzo se desarrolla un amistoso entre la división intermedia de Lanús y la Sociedad Arte y Sport que, muy probablemente, sea el primer partido de la historia del club.

Próximo al inicio de los partidos oficiales, el 25 de marzo de 1915 las divisiones intermedia y segunda A de Lanús juegan un partido de selección de jugadores. El mismo se interrumpe por el retiro de la segunda A antes de finalizado el tiempo reglamentario, en protesta por un gol que el árbitro anuló luego de haberlo convalidado.

En los primeros encuentros se advierte la dificultad para conformar los equipos ya que, en algunos de ellos, la división intermedia se presentó tan sólo con seis jugadores. Estos partidos de carácter amistoso, además, sirven para evaluar el rendimiento de los jugadores. Por ello, con miras al debut en el torneo se reemplaza al arquero Cuomo, de insatisfactorio rendimiento, por Siciliano.

Según el historiador Néstor Bova, el 11 de abril de 1915 Lanús juega su primer partido oficial, en condición de visitante, frente al Club Atlético Buenos Aires de la Isla Maciel. En este encuentro Lanús es derrotado por 3 a 1 y el gol lo convierte Emilio Malespada.

A mediados de 1915 renuncia el presidente Miguel Usaray y es electo en su lugar Francisco Galarza, quien no es apreciado por muchos de los futbolistas. Los jugadores de las divisiones intermedia, segunda A y algunos integrantes de la tercera, manifiestan su disconformidad declarando el cese de actividades hasta que no se elija un nuevo presidente.

Los jugadores que con mayor énfasis se oponen a la presidencia de Galarza son Malespada, Siciliano, Pescia, Guido, Alberici, Lapeyre y Anglese quienes, en su defensa, argumentan que el malestar provino de la aparente intención de la comisión directiva de fusionar al Club Lanús con el Club del Progreso. Curiosamente, también explican que la enemistad se originó por el desagrado del presidente Galarza hacia los jugadores que usan pañuelo al cuello. Este conflicto culmina con la expulsión de Anglese, Alberici, Pescia y Márquez, integrantes del primer team, que no volverán a vestir la camiseta granate.

Otro aspecto a destacar vinculado a los orígenes del fútbol en el Club Lanús es el de la escasez de recursos económicos de los futbolistas. Esto se torna un verdadero problema en un contexto de fútbol amateur en el que se encontraba prohibido el pago de honorarios a los jugadores, quienes debían ser verdaderos sportsmanque cultivaran su amor por el deporte manteniéndose alejados del afán de lucro.

Sin embargo, este ideal confrontaba con la situación real de muchos de ellos que provenían de familias humildes. En abril de 1915 se compran las camisetas para las distintas divisiones y, en el caso de aquellos que no pudiesen pagarlas, éstos debían presentar una garantía.

Poco después de la compra de los uniformes se implementa el pago de viáticos a los futbolistas para los partidos en condición de visitante. Esto se decide luego de que la segunda división B jugara un partido en la ciudad de La Plata y muchos jugadores no pudieran pagar el pasaje.

El balance futbolístico del primer año de competición del Club Lanús arroja como saldo el cuarto puesto obtenido por la división intermedia; el tercer lugar de las divisiones segunda A y tercera A; el octavo de la tercera B; la disolución de la cuarta y el puesto 5 para la quinta. Es de destacar la segunda colocación obtenida por la segunda B.

El año 1915 se caracteriza por una intensa actividad social y política del Club Lanús así como también por la difusión de la práctica deportiva en una localidad ávida por hallar una institución que canalizara su afán de crecimiento. Más de un siglo después el exitoso presente del club toma mayor dimensión conociendo los esforzados primeros pasos dados por sus dirigentes, socios y deportistas. (*)

(*) MUSEO GRANATE - http://www.clublanus.com/secciones/museo-granate/noticias/noche-de-los-museos-en-lanus
La fuente primaria utilizada para esta investigación fue el Acta Fundacional del Club Atlético Lanús. Una versión preliminar de este texto fue publicada en el número 16 de la revista Viento Sur de la Universidad Nacional de Lanús.
Autor: Marcos Mele. Licenciado en Ciencia Política y Gobierno por la Universidad Nacional de Lanús. Magíster en Historia por la Universidad Nacional de Tres de Febrero. Doctorando en Historia por la Universidad del Salvador. Tuvo a su cargo la investigación histórica y arqueológica en el marco del convenio específico entre la UNLa y el Club Atlético Lanús, a partir del que se creó el Área de Patrimonio Histórico del club. Investigó en profundidad la historia del Club Lanús en el período 1915-1931, presentando los resultados preliminares de su investigación en revistas académicas y jornadas de historia y filosofía. Docente de grado y posgrado en la UNLa. Docente de la materia Historia del periodismo y el deporte en Deportea.


Galeria de fotos

Noticias relacionadas