Futbol Profesional

noticias

En la despedida de Almirón, Lanús igualó sin goles frente a Vélez
05.12.2017

En la despedida de Almirón, Lanús igualó sin goles frente a Vélez

La Fortaleza se rindió ante el DT más ganador de la historia granate.

Sí, aunque duela hay que aceptarlo: ha finalizado el ciclo de Jorge Almirón al mando de Lanús. El entrenador más exitoso que ha tenido nuestra institución en más de 100 años (un título liguero, dos copas locales y un subcampeonato de Copa Libertadores) anunció su salida. Muy probablemente continúe su trayectoria en la Unión Deportiva Las Palmas, de la primera división de España.
 
La última parada del tren de Almirón fue el partido frente a Vélez Sarsfield. El Fortín mereció más en la tarde de lunes, hay que ser justos con esa apreciación, pero el Granate logró hacer pie pese a tener sus ánimos tocados. Fernando Monetti, amén de algunas desatenciones en la etapa complementaria, respondió bien en el capítulo inicial con algunas salvadas notables.
 
Por otro lado, los hinchas que se acercaron al inmueble de Arias y Guidi se habrán quedado muy satisfechos con la performance de Marcelino Moreno. El juvenil, quien también había tenido un buen ingreso en la finalísima ante Gremio, demostró que será importante en el futuro cercano del equipo, con Ezequiel Carboni en la dirección técnica.
 
¿Y Vélez? Vélez fue un manojo de buenas intenciones y nada más. Los hombres orientados técnicamente por Marcelo Gómez pudieron haberse retirado del Sur con un premio, pero no tuvieron la rebeldía que precisa un cuadro que lucha para mantener la categoría.
 
El aspecto futbolístico, lo dicho, no ofreció demasiadas aristas para analizar (la expulsión de Fausto Grillo, en el final del encuentro, fue lo más llamativo), por lo que el costado emocional cobró más relevancia. La hinchada de Lanús, siempre fiel, entregó ovaciones para varios de los jugadores de la plantilla. Diego Braghieri e Iván Marcone fueron algunos de los futbolistas que recibieron mimos, más allá de los siempre aclamados Pepe Sand y Laucha Acosta.
 
Almirón, antes del encuentro, fue reconocido junto a todo su cuerpo técnico por la plana mayor de nuestra institución. Y la platea Emilio Chebel lo reconoció con su rostro hecho bandera, como sucedió anteriormente con otros ídolos como Acosta, Ramón Cabrero, Sand o Maxi Velázquez.
 
El Negro, el querido Negro de San Miguel, estará para siempre en los libros del Club Lanús.



Noticias relacionadas