Futbol Profesional

noticias

Los pibes de Lanús vencieron a River
12.02.2018

Los pibes de Lanús vencieron a River

El gol lo anotó Alejandro Silva, a los 31 minutos de juego.

La victoria que Lanús consiguió anoche frente a River fue, realmente, espectacular. El equipo dirigido técnicamente por Ezequiel Carboni había demostrado buenas actuaciones en los últimos encuentros, pero sin la fortuna necesaria para festejar. Sin embargo, y frente a uno de los rivales más jerárquicos del continente, sacó su mejor versión y celebró.

Alejandro Silva fue el autor material del triunfo. El uruguayo retornó a su posición ideal y aportó muchas soluciones para el Grana, que se apoyó en la inspiración de Gastón Lodico para dañar a la Banda. Y eso que nuestro juvenil ingresó desde el banco de suplentes, en reemplazo del lesionado Fernando Barrientos.

El dominio del Grana se hizo sentir en todo momento y en todos los aspectos del juego. También en todos los sectores del terreno. River habrá invertido millones de dólares y dispondrá de mayor talento y experiencia, pero en el campo esas supuestas diferencias no fueron tales. Como en la Copa Libertadores pasada, Lanús demostró de qué está hecho pese al cambio de nombres.

La dupla central conformada por Nicolás Thaller y Enzo Ortiz tuvo una actuación consagratoria, debido a que dominó a dos de los delanteros más jerárquicos del continente americano como Lucas Pratto y Nacho Scocco. Como bien remarcó Carboni en conferencia de prensa, a su vez, el nivel defensivo creció radicalmente con la presencia de Iván Marcone entre los zagueros.

No hay partido en el que el Gordo no destaque, siempre encuentra la forma de escapar de los incendios y apagar las alarmas. Es una especie de Droopy: está en todos los sitios del campo de juego. Más que top. Y hay que mencionar la labor de Román Martínez, quien comenzó de atrás en este 2018 y revalidó sus credenciales con un partido soberbio, garantizándole a Lanús la posesión de la pelota.

Lanús terminó el compromiso con nueve jugadores producidos en sus divisiones inferiores en cancha. Haber perdido la Libertadores fue una sacudida importante, pero el nuevo proyecto de la institución está en marcha y las esperanzas crecen. ¡Vamos, vamos los pibes!

 

Noticias relacionadas